...

Esta es mi experiencia a los 46 años al reincorporarme al mundo del Freelancing después de más de 15 años. Cosas que cambiaron, cosas que siguen igual (o peor quizás), Inteligencia Artificial y mi opinión sobre el mercado laboral.

Contexto

Hace unos años, cuando mis hijos me preguntaban «¿Papá, en qué trabajas?» me di cuenta lo difícil que era responder a esa pregunta… años después, aun me lo pregunto (risas). Pero si tuviera que definir mi profesion, soy principalmente un Web Developer y me dedico a hacer páginas web.

Donde se complica la definición es que también hago todo lo que orbita alrededor de esa especialidad: Diseño, SEO (Search Engine Optimization), Mercadeo, Infraestructura, Seguridad.

Desde hace muchos años me di cuenta que especializarse es de doble filo y, como no me gusta hacer siempre lo mismo, he puesto en práctica el explorar varias ramas que me interesan y un poco dejarme llevar por la corriente.

Dicho esto, y para que sirva de contexto, he trabajado como diseñador, Admin, proveedor de hosting, logos, optimizado sitios web, removido malware, liderado proyectos pequeños, medianos y grandes (en donde los presupuestos y los riesgos superan el 1/4 de millon de dólares).

Empece a trabajar a los 16 años haciendo copias de textos, dando clases de computación, como mensajero y, gracias a mi interes en los video juegos y la computación, empecé a programar en PHP y hacer diseño Web por puro hobby. Trabajé para empresas de soporte y después de mudarme a Costa Rica empecé a buscar trabajos relacionados con Web en donde tuve idas y venidas en el Freelance. Hace unos 10 años, trabajé para una multinacional en un ambiente altamente corporativo de alta competitividad y después de la pandemia, como a muchas otras personas, la necesidad de cambio hizo su llamado y volví al Freelance buscando un mejor balance en mi vida.

Necesidad de Cambio

Mi salida de esta última empresa y mi vuelta al freelancing se debió principalmente a la necesidad de re conectar con uno mismo y la lucha constantemente con el burnout, un tema que en post pandemia se ha vuelto aun más visible pero que venía sufriendo desde hacóa tiempo y que tuvo mucho que ver con con el movimiento The Great Resignation (La Gran Renuncia) en donde existen innumerables ejemplos de personas dejando el espacio corporativo por las artes y emprendimientos locales en búsqueda de un mejor balance trabajo-vida.

Edad, Madurar … Perspectivas

A estas alturas hay temas que con la edad uno siente más cercanos y otros que uno descarta o simplemente deja de tolerar. Por ejemplo el tema de viajar constantemente de la casa a la oficina en un país donde la geografía, la infraestructura y la falta de organización hacen que sea muy fácil perder horas, semanas y a veces hasta meses moviéndose de un lugar a otro.

Mi razonamiento durante estos últimos años fue el siguiente: entiendo mejor la complejidad de las cosas, el sacrificio. Entiendo mejor lo que pongo en la balanza de la sociedad (y lo que no pongo) y entiendo lo que sacrifico con mi familia, mis hobbies e intereses y todo lo que en general me hace feliz.

En el tema laboral, estar en un lugar en donde la cultura es de no decir no, y buscar soluciones (aunque tomen tiempo) hizo que aun más pierda la tolerancia al tema del transporte (y la inoperancia en general). Este es un tema que también esta ganando protagonismo y debería seguir siendo asi. Todos nos quejamos de muchas cosas, pero las cosas no salen de la nada, hay que crearlas, nutrirlas y mantenerlas. Estamos de acuerdo que es un tema complejo, pero después de más de 25 años perdiendo tiempo me parece intolerable e irresponsable el que no se haya adoptado el teletrabajo después de la gran oportunidad que tuvimos con la pandemia. Hay cosas que simplemente son muy valiosas para seguir sacrificándolas sin sentido. Y aclaro que en mi trabajo ya trabajaba remoto, pero existe una tendencia de las empresas, en general, a resistirse al cambio, por razones que ampliaré en otro post ya que es otro tema fascinante para mi.

Freelancing vs Vuelta al Mundo Corporativo

Como ocurre con toda esta experiencia, intenté no ponerme expectativas. Decidí probar aplicar para puestos similares y de una vez empecé a incursionar en el mundo del Freelancing.

Sobre el mundo corporativo: había escuchado muchos comentarios positivos sobre movilidad laboral, que la experiencia es muy valorada, que la edad no importa tanto ahora, que es fácil encontrar trabajo.

Sobre el Freelancing: que estaba en auge desde la pandemia, que había evolucionado desde la última vez. Que hay un mundo de oportunidades. Nota importante: YouTube y redes sociales esta repleto de casos de éxito, tutoriales y motivación.

¿Qué fue lo que encontré?

Sinceramente, sin ánimo de desmotivar, encontré que nada de esto era como lo pintaban. Si bien muchas cosas mejoraron (ahora vemos qué) en general el proceso de conseguir trabajo (y preferentemente bueno) ha tenido una regresión y los procesos son más tediosos.

Apliqué para varios trabajos y mi currículum directamente fue ignorado en el mar de sistemas automatizados que, en mi opinión, estan pésimamente calibrados y por sobre todas las cosas sobrevalorados y poco entendidos. Tener en cuenta que a principios del 2023 muchas empresas (gracias a la crisis en EEUU) estaban en modo recorte. Eso también influye. Pero me encontré con un ambiente laboral que es todo lo contrario a lo que me pintaban (y peor).

Corporativo

  • La edad si tiene que ver: las empresas prefieren contratar gente más junior y amoldarlos a su cultura. Tener una cultura de trabajo es excelente, pero muchas empresas parecen confundir indoctrinar o buscar a alguien barato para usar la capacitación como parte del pago o forzar malas prácticas que su cultura no puede (o no quiere) transformar.
  • Automatización e IA en proceso de reclutamiento: si tu currículum no esta hecho de X o Y manera no llegará siquiera a ser visto por alguien real. Y por experiencia, dudo que los sistemas de las reclutadoras (porque la empresa quizas ni recibe tu CV) tengan bien configurado estos sistemas. Además, en la carrera de AI (que discuto en otro post), es muy posible que los algoritmos estén mal utilizados, cosa que no es posible saber por temas de privacidad y seguridad. Un retroceso en ese campo ya que por un lado las empresas quieren humanidad pero el proceso de entrada está casi 100% sistematizado. Un buen ejemplo de una buena tecnología utilizada mal.
    Chiste aparte, si es cierto lo que uno ve mucho en FB. Empresas pidiendo puestos Junior con 12 años de experiencia o Gerentes con un abanico de experiencia absurdo (alcanzable, pero absurdo) con pagos ridículos.
    Claro, mucho de esto ocurre por lo mismo, el reclutamiento se delega a RRHH y RRHH lo delega a una reclutadora y los requerimientos, que deberían manejarse en el departamento que realmente necesita el recurso, se diluye o simplemente es implementado por personas que no entienden el requerimiento. Esto ocurre más de lo que uno se imagina.

Freelancing

  • Vas a encontrar fácil, IT está en alta demanda: en realidad esto quiere decir que hay mucha oferta y por lo tanto, las empresas pueden volverse muy selectivas. Tiene sentido, muchos han visto las publicidades de que se necesita más gente en TI, pero esto, en muy pocos años, se ha convertido en que muchas personas han ingresado al sector tecnológico como en la fiebre del oro y el mercado ahora está saturado y es una lucha constante.
  • Las plataformas son un desastre: spam, estafas y al igual que con el tema de los CV, hay que literalmente estudiar durante horas y días el cómo hacer una presentación, CV y perfil acorde a lo que el algoritmo pide. Se perdió la parte humana de mostrar lo necesario y la necesidad de tener una entrevista. Porque claro, no hay tiempo; pero el automatizar esa parte hace que ya no sea un proceso humano. Y a mi parecer tiene mas contras que beneficios.

Mi experiencia

Al no tener éxito con el ambiente corporativo y ver que con el Freelance encontré trabajos más rápido, decidí enfocarme en Freelance. Dejé de tirar currículums y usar LinkedIn me enfoqué en la plataforma que mejor me dio resultado: Upwork.

Además de Upwork Probé otras plataformas como Workana. Esto fue lo que encontré:

Upwork: si uno logra entender bien la parte del perfil, el cómo venderse; es más fácil conseguir trabajos. Y relativamente rápido uno consigue.
Pros: mucha oferta, el sistema es relativamente fácil de usar (por lo menos para alguien con background de TI). El sistema de mensajes y video es bueno, suficiente para entablar comunicación y muy importante, mantenerla dentro de la plataforma (ver estafas).
Contras: demasiada oferta, uno compite con países que ofrecen trabajo Pro por precios ridículos. Si es posible encontrar trabajos bien pagados, pero cuesta.
Gran Contra de Upwork: el sistema de Connects. Que básicamente son puntos que uno compra (cada Connect vale como .15 US). Voy a hacer un artículo sobre eso, pero a veces es ridículo tener que gastar 15 USD para aplicar a un trabajo que quizas son 2 horas que en teoría darían 30 USD – 10%. Es decir, gente apostando 15 para un trabajo que apenas les dará unos 13 USD de ganancia (más perder otra tajada al retirar los fondos con la transferencia bancaria).

Conclusión

En general el Freelancing avanzó, pero también retrocedió en muchas cosas como perder esa humanidad. Mucha gente ya no habla y eso más bien es un filtro importante para conocer a la persona, ver que no sea una estafa y poder decidir si es un buen candidato.

En el tema de IA es una carrera despiadada en donde todos usamos la herramienta para ahorrar tiempo, pero cada vez es más fácil reemplazar el trabajo.

Consejo: entender bien las cosas y aprender de esa complejidad va a tener muuuucho valor en los próximos años. En un mercado donde todo se hará con IA, sin entender contextos ni complejidades. Un ejemplo: entender procedimientos y sus ramificaciones prácticas para capacitar, hacer manuales o simplemente aplicar y diseñar proyectos tendrá muchísimo valor.

Si tienen alguna pregunta sobre el proceso, consejos, dejarlo en los comentarios.