...

Salió un artículo mencionando que aprox. un 25% de empresas en el Reino Unido están saliendo de la nube para volver a servicios On-Premise o similares.

Al principio pensé que era algo que tenía que ver con Brexit, pero lo mismo está sucediendo en una escala importante en Estados Unidos y otros centros tecnológicos desde que empezamos a salir de la pandemia.

Al mismo tiempo que esto ocurría, muchas empresas comenzaron a reforzar el concepto de que trabajar remoto no es lo más conveniente y comenzaron a obligar a empleados a volver a la oficina. ¿Coincidencia? No lo creo.

¿La culpa es de la pandemia?

Si bien la pandemia tuvo mucho que ver, no es el por qué principal. La pandemia aceleró la adopción de la hyper-disponibilidad por una cuestión de logística y habilitar tiendas o servicios que eran de venta física a algo mas virtual, en la nube. Si vendías flores en tu negocio y un poquito en redes sociales, ahora una tienda en línea o volcarte 100% a redes era necesario.

Para las empresas que ya operaban en la nube / on premise esto significó más bien un tema de escalabilidad y costos; y optaron por mudarse con los gigantes de Google / AWS y servicios similares.

¿De quién es la culpa?

Yendo al grano, el problema de la pobre adopción del tele-trabajo y abandonar la nube es un problema de organización y detalle.

Ya he mencionado en otros artículos sobre tele trabajo e Inteligencia Artificial de que hay un desface entre entendimiento y toma de decisiones por el apuro que trajo la Pandemia y recientemente la adopción de IA. Las empresas no dedican tiempo a entender la complejidad y cómo solucionarla debido a que la agilidad y la tecnología dan la falsa confianza de que podemos con todo.

Organización

En este apuro y carrera por cumplir las metas financieras es muy común cometer los típicos errores que ahorran y después se devuelven con costos ocultos. En mi experiencia, cuando alguien quiere implementar cosas como IA o Soluciones en la nube, solo se ven los beneficios económicos rápidos y solo se le pregunta a la parte de liderazgo, que, justamente, solo tiene el panorama general y los costos y ahorros generales sobre preguntas específicas.

En el apuro, nadie se detiene en los detalles.

Pero, en los detalles están los costos ocultos y cada vez hay menos personas dispuestas a conocer a profundidad la operativa y detenerse a desenmarañar los problemas para entenderlos. Nos hemos mal acostumbrado a que lidiar con horas extras y nudos en los procedimientos es algo normal, pero que es mejor salir de esto y volver a la normalidad. Solo que la normalidad se vuelve atender nudos.

Y eso justamente ahi en donde el tele trabajo no ha podido ser mantenido, porque esa falta de organización y entendimiento hace que sea más práctico estar en la oficina para atender los incendios cuando pasen ya que no hay planeamiento y todo se vuelve reactivo.

¡Pero espere… hay mas!

Esto no solo une los dos temas de abandono de nube y abandono de tele trabajo. Ese modo apaga incendios en donde nadie quiere lidiar con detalles que se hacen bola de nieve son los responsables (en parte) de temas de rotación de personal y gastar dinero en hacer más atractivo el ambiente laboral para retener talento.

El problema es que no funciona. Mucho menos a largo plazo.

¿Qué hacer?

Es necesario volver a tener personas que entiendan a profundidad los desafíos y tengan la libertad y recursos para arreglarlos. Si no, la nube seguirá siendo extremadamente cara por la falta de buenas prácticas y procesos y programación ineficientes. Una pista (según el libro Quiet) las personas que mejor hacen esto tienen un perfil psicológico específico.

IA y aceleración promueven el: ejecute y arregle despúes. De hecho muchas personas confunden Agile / Scrum / Lean con justamente eso: tenemos agilidad y podemos adaptarnos, entonces podemos asumir más problemas. Pero estos problemas no se solucionan por arte de magia o por un marco de trabajo. Un framework solo aporta las reglas y métodos, no la mano de obra. La eficiencia tiene un costo. Ese desorden hace que los trabajos sean insostenibles y requieran una rotación constante en donde cada vez es más difícil trabajar o disfrutar de tiempo libre.